UNA COCA-COLA PARA LOS POBRES.

«ESTA ES LA PARTE DE LA HISTORIA DE UNO DE LOS MÁS GIGANTESCOS PULPOS DE LA HISTORIA DEL CAPITALISMO(…) EN GEORGIA SE COMENTA, EL ÚNICO COMPETIDOR SERIO DE LA COCA-COLA ES, HOY POR HOY, EL AGUA DE LA CANILLA» (OSVALDO SORIANO, REBELDES, SOÑADORES y FUGITIVOS).

Sucedió cuando el hambre y la desocupación arrasaba en Estados Unidos, y en el mundo era necesario un mensaje esperanzador para la población. Corría el año 1931, y era el momento de la GRAN DEPRESIÓN económica- financiera mundial.
La historia tiene dos nombres ARCHE LONEY LEE, y HADDON SUNDBLOM, publicistas del jarabe azucarado más vendido en NORTEAMÉRICA y el MUNDO.
Fue en Georgia, en una noche nevada del 23 de Diciembre de 1931 que SUNDBLOM tras leer un cuento «Una Visita de San Nicolás», imaginó un hombre que llegaba en NOCHE BUENA para sacar de la penuria a los pobres, ofreciendo generosamente regalos.

Osvaldo «el gordo» Soriano, relata como pocos la historia de esta gaseosa que cautivó el paladar mundial.

Así nuestro personaje, comenzó a dibujar sabiendo que si lo hacía bien la empresa lo recompensaría con un auto. Si erraba y la campaña era un fracaso, volvería a la pobreza sureña de Alabama.
SUNDBLOM era un artista, pero en una sociedad en crisis no había lugar para él.
Mezcla de ELFO del MEDIOEVO, MITO ESCANDINAVO y el SAN NICOLÁS cristiano, en los diarios del 24 al 28 de diciembre, vió la luz el SANTA CLAUS moderno.
La gran revolución fue una publicación en colores, los de SANTA eran rojo y blanco, Aquellos que había elegido en 1916 ARCHE LEE, como los «colores vivos» de la gaseosa.

Como si fuese poco SANTA CLAUS, PAPÁ NOEL, -en estas tierras- sonreía, ligeramente recostado, con una botella de COCA en su mano izquierda, y una bolsa llena de regalos tras él.

Del fondo de aquellos días, como resabios del pasado, PAPÁ NOEL se viste de ROJO y BLANCO, y los pobres conservan una esperanza, sin saber demasiado porqué.