Revolución de Parque: A 130 años.

Pánico, la Argentina en Default

El cordobés Miguel Juárez Celman, era el cuñado de Julio Argentino Roca, y el elegido a dedo para ser Presidente, comenzó a colisionar con Roca, cuando asumió el 12 de Octubre de 1886 la Presidencia de la Nación.

Como si fuese poco se quedó además con el liderazgo del partido. Esta actitud se la conoció como el Unicato. Así el Partido Autonomista Nacional, (P.A.N) que es el partido de la generación del 80´, restringió la participación democrática y anuló a la oposición estableciendo dos procesos básicos,

«excluir a la oposición considerada peligrosa para el mantenimiento del régimen y cooptar por el acuerdo a la oposición moderada, con la que se podía transar sobre cargos y candidaturas.”

No sólo el problema fue lo político, la especulación desenfrenada, de particulares en La Bolsa de Comercio y la salida del oro constante (fuga de capitales), dejó a la moneda local, sin respaldo. Y cuando los bonos se desplomaron, los Bancos cerraron sus puertas, sin que los clientes pudieran retirar el dinero. ¿Le resulta familiar esta situación?. Si, el primer 2001, en aquel 1890, el país se declaró en default.

La Revolución de los jóvenes radicales

El 1 de Septiembre de 1889 un grupo de estudiantes universitarios forman la Unión Cívica de la Juventud en  el Jardín Florida. Este lugar era un salón de espectáculos ubicado en las calles actuales de Paraguay y Florida. Aquí se realizó la concentración de opositores al gobierno de Miguel Júarez Celman. Participó de ella Bartolomé Mitre que en ese momento confrontaba con Roca, aliándose a este incipiente partido.

Con 41 años se suma al grupo quien sería el jefe militar de los civiles en la revolución, Leandro Nicéforo Alem. Nuestra líder político tiene 48 años y es uno de los personajes de la Revolución de Parque, junto a él se encuentran los nombres que liderarán el Partido Radical en el siglo XX, Hipólito Yrigoyen y Marcelo T. De Alvear. Cuando estaba desterrado en Montevideo, se cuenta de él: “ Alto, delgado, de tez morena, de vivos ojos luminosos y profundos, y con aquellas sus barbas de plata que el viento hacia ondular, evocando las imágenes más nobles de la leyenda nativa”.[


Se forma la Unión Cívica de la Juventud con dos objetivos:

  • Agitar a las masas contra el presidente.
  • Provocar una revolución que lo derroque.

Así el 26 de Julio de 1890 a las cuatro de la  mañana, unos cuatrocientos militantes del movimiento revolucionario toman el cuartel del parque de artillería, en la actual Plaza Lavalle. El general Manuel Campos se subleva y se dirige por la calle Santa Fe y después Libertad, hacia el Parque. A las siete de la mañana están todos los amotinados.Las autoridades nacionales reunidas en el cuartel de retiro decretan el estado de sitio.

Entre las 9 y las 16 horas, el General Nicolás Levalle, Ministro de Guerra y Marina del gobierno ataca con sus hombres a los radicales. Durante los días 26 y 29 los revolucionarios forman cantones , y los combates suceden alrededor de la ciudad, en un radio de 40 cuadras. La lucha era cuerpo a cuerpo y la gente tiraba desde los balcones.

Rawson, una mujer de armas tomar

ELVIRA RAWSON, una de las primeras mujeres recibidas de médica, atendió a los revolucionarios. En el Hospital Rivadavia, aunque las autoridades impidieron que prestara atención a los sublevados de la Unión Cívica. Fue durante el mediodía que se hizo presente en el Parque, para colaborar con la Revolución. Se formaron tiendas, Hospitales de Sangre, donde se atendían a los heridos. Uno de los médicos que trabajaba incesantemente era el socialista Juan B. Justo. 

Elvira, además consiguió una ambulancia tirada a caballo para levantar a los heridos. Sin embargo en medio de una balacera le mataron a los caballos. Su actuación siguió a pie hasta la actual Lavalle y Talcahuano, para asistir a los rebeldes.

Finalmente un día como hoy, 29 de Julio, pero martes existió un intento del revolucionario Mariano Espina por tomar la casa de Gobierno, aunque fracasó. Cerca del mediodía Leandro Alem y Aristóbulo del Valle pactan el armisticio con Carlos Pellegrini-vicepresidente. El saldo son 150 muertos y el fin del gobierno de Juárez Celman. La revolución logró uno de sus objetivos, el Presidente debió renunciar. Será el primero en no terminar su mandato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *