Plan Económico de la Dictadura.

-De Donde lo sacaste ¿como vamos a vender el taller?. (Molinuevo) . -Fácil, se saca un aviso en el diario y se vende.(Bonifatti). -¿Pero Porque?..¿Pero Porqué?. (Molinuevo).-No conviene fabricar botiquines-.(Bonifatti). -Fabriquemos otra cosa-(Molinuevo).- No Conviene fabricar nada-.(Bonifatti).

Ubaldini y los 25

Hace casi 40 años, un grupo de dirigentes sindicales se opuso de lleno, por vez primera, al modelo económico impuesto por la dictadura en 1976. El dirigente del sindicato de los cerveceros, Saúl Ubaldini, junto a los sindicatos navales, taxistas, camioneros, y mineros, formaron la Comisión de los 25. Un nucleamiento de sindicatos que luchaban contra un modelo, desindustrializador, devaluador de la moneda nacional, y que empeoraba el poder adquisitivo de los trabajadores, e incrementaba el desempleo. Y convocaron así al primer paro general en 1979; porque como en la película en la Argentina no convenía fabricar nada.

Resultado de imagen para imagenes Ubaldini 1979
Saúl Eldevio Ubaldini, del Sindicato de los cerveceros, forjador del primer paro sindical contra la política económica de ajuste impuesta por la Dictadura de 1976.

  La dictadura cívico-militar que derrocaba al gobierno peronista electo, no en vano secuestró y desapareció dirigentes sindicales. La intervención a los sindicatos, y la persecución a sus mejores dirigentes, a los formados, a los combativos, logró dos objetivos. El primero amedrentar a partir del terror, la tortura en centros clandestinos, y la desaparición, provocaban temor en la clase dirigente. El segundo dejar sin defensa a la clase trabajadora, frente a la patronal, debiendo aceptar peores condiciones de trabajo.

Por ello el paro de aquel 27 de abril de 1979, es de sumo coraje, de valentía, en un contexto de fuerte represión, y en el que pocos dirigentes levantaban la voz. Por su puesto que el Ministerio del Interior, bajó la orden que cayeran presos, los principales referentes.

Estatismo vs. Neoliberaliberalismo.

Estado mínimo y desregulación del mercado, parecería no los únicos, pero sí dos grandes pilares planteados por el Neoliberalismo. Esta corriente económica iniciada a comienzo de los 70´en la universidad de Chicago, tiene dos padres: Milton Friedman y Friedrich Von Hayek. Ambos postulan el ajuste del aparato estatal, la necesidad de no intervención del estado en la economía, ya que el mercado se autoregula. Estas ideas, comienzan a hacer mella en los países dependientes. Un mundo inmerso en cambios tecnológicos, y de aumento de la trasnacionalización del capital, hace que se inicie el declive del estado benefactor. Estado que había sostenido el crecimiento europeo, principalmente de posguerra.

Ahora, el estado, es estatismo, es obsolencia, es imprescindible disminuir su tamaño. Hay un plan de modernización en marcha, acorde a estos nuevos tiempos de principio de la década de 1970. Así América Latina tendrá militares conservadores, junto a ministros de economía liberal. Tras el boicot económico, impulsado por Estados Unidos, y el Golpe Militar contra Salvador Allende, asume el General Augusto Pinochet. El diseño del programa económico, estará a cargo de Von Hayek. El correlato argentino, la Junta de Comandantes tendrá a José Alfredo Martínez de Hoz. Veremos de donde viene y cuáles son sus medidas.

“Intervencionismo estatizante y agobiante…” marcaba el ministro de economía. Las políticas económicas neoliberales, comenzaban a imponerse. Lo privado prevalecía sobre lo público, premisa del Estado Liberal.

Las Medidas de José.

Martínez de Hoz, el 2 de abril de 1976, explicando como cerraban ramales, y estaciones del Ferrocarril, según el ministro había que “esforzarse”, y tener “disciplina” para estar mejor.

  Narciso Martínez de Hoz fue un estanciero con campos en Cañuelas y en Castelli, un buen pasar y una familia de 11 hijos. José Toribio Martínez de Hoz fue uno de sus hijos. Pieza clave, fundador de la Sociedad Rural Argentina, institución que reunió a los grandes terratenientes de la pampa húmeda. Presidente de la SRA y con tierras en Castelli, Lobería, Chapadmalal, y Cañuelas. El protagonista es su nieto José Alfredo Martínez de Hoz; titular de la acería Acindar, y parte del gabinete de la Compañía Italo-Argentina de Electricidad.

Fue convocado por Jorge Rafael Videla, para ser el Ministro de Economía de la dictadura. Bajo la idea del sacrificio, para en un futuro estar mejor sus medidas fueron:

– Congelar los sueldos de los trabajadores.

-La Tablita. Sistema de devaluación de la moneda, que provocó la caída del salario real en un 40%.

-Reingreso al FMI sextuplicando la deuda externa en 7 años.

-Disminución de las retenciones, y ajuste del estado, con despidos masivos.

Plata Dulce.

  La Fábrica de botiquines de madera sucumbió ante los botiquines importados. Mientras esto sucedía Federico Luppi llegaba a Ezeiza con un changuito lleno de zapatillas, indumentaria, televisores, raquetas, etc. Era la Argentina del “deme dos”, y la plata generada a partir del negocio financiero con tasas bancarias siderales. Las tasas impuestas por Martínez de Hoz, en la realidad sepultaban a la producción. Los Bancos y los especuladores eran los grandes ganadores, mientras la industria nacional perdía por goleada.

El cine nacional y un retrato del plan económico de la dictadura mientras Bonifatti-Luppi, se iba a Miami, Molinuevo-De Grazia- quedaba desocupado.

  De esto trata el Film de Fernando Ayala, filmado en 1982, en el que actuaban Federico Luppi y Julio de Grazia. El endeudamiento, la apertura indiscriminada de la economía, y la desindustrialización marcarían a fuego nuestro país.

Martínez de Hoz y su plan económico, Nunca Más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *