A UN PERONISTA

Este hombre conocia todos los amaneceres de su vida.
La cara recien afeitada rumbo al trabajo
El paso miserable y caviloso
del borracho que volvia.

En esos limites habia visto,
el brillo fugaz e inatajable
del cuchillo que se hunde en la ingle.
Habia visto correr la sangre lucida y espesa
chupada por la ropa,
Conocio la bravura y el miedo
la debilidad que te aprieta el estomago
y el odio en los ojos abiertos y ciegos.

Este hombre creyo porque lo necesitaba
creyo creer porque el pais se lo reclamaba.
Este hombre fue convocado por banderas y bombos
y tambien fue a gritar sin que lo llamaran
atravesando el diluvio.

Respiraba la ilusion de su libertad
y ante sus ganas todos los espacios se hacian civicos.
Resistio en las plazas y aeropuertos y le toco
ver sufrir una matanza colectiva.
En un dia que soño feliz.
Volvio a atravesar el barro y la lluvia
soporto dias y noches sin dormir
siempre bajo la misma lluvia,
para decirle adios a Evita y al viejo.

Este hombre tiene derecho a estar equivocado
Este hombre tiene todos los deberes de quien se ha equivocado.