LOS BORRACHOS DEL CAFÉ DE MARCÓ

                                              Apenas iniciado el siglo XIX, fue Pedro J, Marcó, que abrió un café en las calles Santísima Trinidad y San Carlos, actuales Bolívar y Alsina. En el café se tomaba leche, café, o candial, que era una bebida a base de trigo. Tenía este, un servicio de privilegio, un carruaje, que podía llevar o traer a los parroquianos en los días de lluvia. Cuentan en aquí solían reunirse a partir de los primeros meses de 1811, la Sociedad Patriótica. Aquella que junto a la Logia Lautaro, integrada por José de San Martín produjo un golpe político, derrocó al Primer Triunvirato. En realidad la única bebida alcohólica que se servía era el aguardiente. Nicolás Rodríguez Peña, Agustín Donado, Julián Alvarez y Manuel Moreno– el hermano de Mariano- eran habitué. La muchachada de la Sociedad Patriótica tomaban aguardiente francés, y entonaban la canción «La América se conmueve al fin». Usaban una escarapela celeste y blanca, que en aquellos años no estaba permitida. Una tarde fue tal el tumulto que la fueron aprehendidos los muchachos de la sociedad junto a un grupo de jóvenes. Unos 40 fueron interrogados en la comisaría. Los patrióticos guardaron cárcel por estar pasados en alcohol.