Lateralidad (III): No tan distintos. Prensa escrita y política.(Uno)

Alejado del término «independiente» el periodismo fue un campo de batalla politico-ideológico, existiendo una estrecha relación entre los medios y la política partidaria. Así rastreamos los medios gráficos en la Argentina del siglo XIX, e indagando una serie de casos podremos advertir que ayer no era tan distinto a nuestro presente.

1. Mariano Moreno, el jacobino porteño.

 

                                                           Jacobinos eran aquellos que se sentaban a la izquierda en el parlamento durante la revolución francesa. Los hombres más radicales de aquel tiempo habían comenzado reuniendose en el Convento de los monjes jacobinos, y de ahí deriva su nombre. A miles de kilómetros, un joven en una biblioteca universitaria del Alto Perú leería las ideas fundantes del jacobinismo, para forjar la Revolución de Mayo.

                                                                                Mariano Moreno primera Litografía abajo, a la izquierda- creía en la Revolución como debe hacerse, de manera extrema, y con esa perspectiva piensa el periodismo. El 7 de junio de 1810 sale a la calle el periódico La Gaceta de Buenos Aires, y es por ello que esa fecha se consagró como día del periodista. Sin embargo, ¿Como trata la información el periódico fundado por el radicalizado Mariano Moreno?.

Moreno

                                                                                     «..la doctrina del gobierno debe ser con relación a los papeles públicos muy halagueña, lisonjera y atractiva, reservando todos aquellos pasos adversos y desastrados..».1

                                               Y continúa con una directiva para las semanas que haya malas noticias, «..la semana que haya de darse al público alguna noticia adversa (…) ordenar que el número de gacetas que haya que imprimirse, sea muy escaso, de lo que resulta que siendo su nmúmero muy corto, podrán extenderse menos, tanto en lo interior de nuestras provincias como fuera de ellas..». 2

                                                       Entonces, La Gaceta de Buenos Aires, si bien es planteado como el medio para difundir el accionar revolucionario, funda vicios que se encuentran en la actualidad-aunque el contexto histórico es muy diferente-. En estas páginas públicas debe evitarse la publicación de los pasos desastrados, entonces debe ocultarse los errores cometidos por el gobierno revolucionario. Y, si es insoslayable brindar malas noticias a la opinión pública, el periódico debe tener una escasa tirada, y que la información adversa circule lo menos posible, en el interior como en el extranjero. Entonces Mariano Moreno, explicita como manipular la información para dirigir el ánimo de la opinión pública. Para rematar la cuestión alega, «… la introducción de papeles perjudiciales debe ser muy difícil, en atención a que por todos los caminos, con las disposiciones de gobierno debe privarse su introducción» 3. Finalmente por todos los caminos hay que privar que circulen papeles, gacetas, periódicos que provengan del exterior con noticias que contradigan a la revolución.

                                                          Así, Moreno, lejos de ser el abogado de buenos modales, que gráfica la historiografía liberal, es un revolucionario radicalizado que posee el pragmatismo de un maquiavelo.

2. La Gaceta Mercantil vs, El Grito Argentino.

 

                                           Durante el período gobernado por Juan Manuel de Rosas, el ambiente político estaba dividido de manera binaria, o estabas con Rosas o era su enemigo. Unitario o Federal. No existía punto medio, la tan mencionada y actual grieta. Un napolitano nacido cinco años antes de la revolución francesa, y que en su infancia había visto avanzar a las tropas de Napoleón Bonaparte por su pueblo, se convertiría en el único intelectual propagandista del gobierno rosista. Pedro de Angelis.-Litografía debajo a la izquierda-. *

                                     La Gaceta Mercantil fue el diario oficialista del rosismo, su encabezado aseguraba: «Rosas, Independencia o Muerte». En la edición del Miercoles 22 de Septiembre de 1841, se exhortaba a que la multitud ganara las calles, para festejar el «Mes de Rosas».

untitled«El juez de Paz de la Parroquia del Pilar y el comisario de la sección (…) invitan a las personas que gusten formar barracas en la plazoleta de la Recoleta, (…) que a de celebrarse en los días 12 y 19 del entrante Mes de Rosas». 4

                                              Aunque los sectores populares leían El Toro de Once, diseñado a mediados de la década del 30´ por De Angelis. Este atacaba de manera directa a los opositores, atienda lector los siguientes versos contra los unitarios: «Hay ciertos monos/ que aunque en mantillas/ quieren ser gente/ Por las patillas. y sigue, Aunque estos tales/ son cajetillas/ se hacen gitanos/ Por las patillas.» 5 El lema del diario era: Unitarios no están seguros en casa, cuando el toro está en la plaza.      

 

                                             Como contrapartida en 1839 comenzó a publicarse en Montevideo y a entrar por contabando a Buenos Aires, El Grito Argentino, cuya redacción era unitaria, escribían Valentín Alsina, Andres Lamas, Miguel Cané-padre-y su pluma de lujo: Juan Bautista Alberdi. El periódico tenía 4 páginas de 20 centímetros x 24, con caricaturas comentadas. Era clara la tendencia opositora de los exiliados en Montevideo su ataque a Juan Manuel de Rosas, y las familias terratenientes socias del restaurador, Terrero, y Anchorena. En el primer número aparece la caricatura de la patria engrillada, esposada y amordazada, en tanto Rosas se dispone a apuñalarla. El texto escrito por Alberdi, dice: «Sus dignos primos los Anchorenas, van a acabar de arrancarle las pocas prendas que le quedan». 6

                                                                           Resulta claro para los unitarios en Montevideo Rosas es un asesino, y sus socios se están robando la patria. El lema de El Grito Argentino, era «Oíd Mortales el grito sagrado, Libertad, Libertad, Libertad!». Debajo decía «Abajo el Tirano, y Cobarde Juan Manuel de Rosas». 

En tiempos del restaurador la prensa escrita, se convirtió en las trincheras de unitarios y federales.

                                                          Continuará…

Citas:

* Pedro De Angelis (1784-1859). Nacido en Nápoles, llegó al Río de la Plata en 1826, por intermedio de Bernardino Rivadavia, preocupado por que Buenos Aires asimilara la alta cultura europea. Inicialmente publicó un diario contra la figura de Manuel Dorrego, y censurado, se dedicó a brindar clases de diversos temas fundando una especie de Ateneo. Finalmente escribió una biografía de Juan Manuel de Rosas, cuando este se encontraba en pleno apogeo, hacia 1831. Esto le valió la confianza del restaurador, y su futura adhesión al rosismo.

1-2-3. Moreno. M. Plan de Operaciones y otros escritos. Pág. 46, y 47.

4.Vázquez. O. Historia del Humor Gráfico y escrito en la Argentina. Tomo 1. Pág. 61.

5. Vázquez. O. Ob. Cit. Pág. 46.

6. Vázquez. O. Ob.Cit. Pág.58.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *