Lateralidad (II): Con cintas coloradas, y Sin escarapelas.(2)

.

 Saavedra y Moreno, la interna de la Semana.

                                                                  Cornelio Judas Tadeo Saavedra, superaba la barrera de los 50 años, y había nacido en el Alto Perú. Era militar y el héroe de la defensa en la segunda invasión inglesa, representa la moderación, y la experiencia. Mariano Moreno, es veinte años menor, hijo de un español, y una dama de la elite criolla. Estudia en la Universidad de Chuquisaca, donde está la cultura, los libros, en el Alto Perú. El canónigo Manuel Terrazas lo introduce en la lectura de los ilustrados franceses Rousseau, Voltaire y Montesquieu. Es la razón iluminista de la Primera Junta de gobierno, leyó a la intelectualidad francesa. No se conforma con la autonomía de gobierno, y el visto bueno del Rey español. Moreno es joven y quiere la Revolución total o nada. Se recibe de abogado y en 1809 escribe la Representación de los Hacendados. Es decir, un texto que defiende los intereses de los comerciantes ingleses en el Río de la Plata, que requieren la apertura del puerto de Buenos Aires a las manufacturas inglesas.

El Sol del 25. Gato criollo interpretado por Carlos Gardel, compuesto en el primer decenio del siglo XX.

                                                                  Es decir de un lado están la moderación, y las armas, ya que cuenta con la fuerza del ejército. Este es el militar Cornelio Saavedra.

                                                            Del otro, tenemos la radicalización, el enciclopedismo francés, y las ideas para la revolución. Hablamos del abogado Mariano Moreno. La pregunta es, ¿Con quien está el pueblo?. ¿Cuál de los dos tiene las masas a su favor?. Porque a nuestro entender la revolución debe hacerse con el pueblo; sin él lo que existe es una vanguardia iluminada: una minoría que intenta guiar al pueblo.

                                                             Ergo, Moreno es jacobino estudió a los ideólogos de la revolución francesa, cree además en Robespierre, y Saint-JustEn estas tierras como en Francia, debe realizarse, no una reforma, una revolución. Para ello hay que dirigirla con mano férrea y sin titubeos, si es necesario de manera violenta. Sin embargo, no conoce la campaña, ni a su gente, es un abogado imbuido por las “luces” de la razón francesa, a leído los libros que jamás leería alguien de la campaña.(La mayoría de los sectores populares eran analfabetos).

                                                                            En cambio, las masas se manifestarán a favor de Saavedra, será a menos de un año de la Revolución. El 5 y 6 de abril de 1811, el populacho de la campaña migró a la ciudad y ató sus caballos a la piramide de mayo, para manifestarse a favor del Presidente de la Junta, y a pedir que la abandonaran los afrancesados. El grito era: ¡Viva la Patria!. Abajo el frac y la levita!.

                                                                   Finalmente Moreno tenía los libros, y la ideas de la Ilustración, y su voluntad para cambiar de cuajo, la sociedad y la política de aquel momento.Será cuestión de que la realidad encaje en el marco teórico propuesto por el intelectual. En cambio Saavedra sí, representaba a las fuerzas de la campaña, pero era moderado. Pretendía una junta de criollos, reconociendo la autoridad de Fernando VII, es decir no la separación total. Moreno es revolucionario, “chispero” como solía la calle decirle a su grupo, en cambio Saavedra es autonomista.

Un día de sol, y sin paraguas.

 

¿Cómo se define la historia a favor de los criollos?

                                                                      Existe una Junta que no fue, que se establece el 24 a la tarde, un comerciante, Juan Inchaurreugui, el clérigo, Juan Nepomuceno Sola, Juan J. Castelli, abogado, Cornelio Saavedra, militar, y Presidente Baltasar Hidalgo de Cisneros. La noticia desconcierta a los criollos, Saavedra duda, aunque no lo convence que el Regimiento Patricios, ahora lo dirije Cisneros. Moreno se encierra en su casa, no quiere saber de nada ni de nadie. El 25 a mediodía hay sol, y en la plaza no más de un centenar de personas. En calles aledañas esperan parte de los infernales, el otro grupo se agolpa contra las puertas del cabildo estableciendo una verdadera presión popular. El síndico Juan de Leiva,-hombre de Cisneros- ve ingresar por la fuerza a Antonio Berutti, Domingo French, Vicente Lopez y Planes y grupo de hombres muy intransigentes, con pistolas y puñales en mano. Hay una nueva lista de candidatos, que si no son aceptados prontamente se tocará generala en los cuarteles y no quedará vivo un solo español en la ciudad. A minutos del mediodía, ya no hay tiempo para los funcionarios de la metrópoli.

Primera Junta de Gobierno, integrada por criollos, y españoles. 

Junta_de_Mayo

Fuentes:

-Feinmann. J. Filosofía y Nación. Ed. Planeta. Buenos Aires. 2013.

-Halperín Dongui. T. De la Revolución de la Independencia a la Confederación Rosista. Ed. Paidós. Buenos Aires. 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *