La Historia del Pozo de Vargas en una Zamba…

“Los nacionales vienen/ Pozo de Vargas!/ Tienen fusiles y tienen las uñas largas./ Lanzas contra fusiles!/ Pobre Varela/ Que bien pelean sus tropas en la humareda. (Versión santiagueña de la Zamba de Vargas).

“Galopa en el horizonte, / tras muerte y polvaderal; / porque Felipe Varela / matando llega y se va.” (Zamba liberal La Felipe Varela).

 

La Historia.

Las agrupaciones de rebeldes que se manifestaban contra la autoridad nacional, en los tiempos donde se modernizaba el país y se consolidaba el Estado-Nación, llevaron el nombre de Montoneras.

                                                      Con un viento intempestivo, y azotados por la polvareda una división de gauchos cruza Chile, y atraviesa la ciudad de San José de Jachal en San Juan. Es su líder un personaje quijotesco, idealista y valeroso. El caudillo Felipe Varela se interna en el centro oeste de la provincia, para continuar con la Revolución de los Colorados.

TaboadaComo vimos en la región andina y cuyana se expresa el federalismo de manera antagónica al poder centralista de Buenos Aires. Mitre tiene quien lo defienda en el interior, allí se encuentra Antonio Taboada. Líder santiagueño, es el defensor del orden liberal impuesto desde Buenos Aires, al que debe someterse el interior del país.-Imagen de la Izquierda-.

La derrota definitiva de los Colorados sucede en abril de 1867 en el Pozo de Vargas, camino de Catamarca a La Rioja. Habían calculado mal las provisiones de agua, y entonces, la tropa debió hacer posta en un bagual, para que se hidraten animales y hombres. En las afueras de La Rioja el 9 de abril de 1867 a las seis de la tarde hay un tendal de muertos del ejército federal. Varela se repliega, y la derrota es segura. Han ganado las tropas santiagueñas, pero no federales, centralistas de los hermanos Antonio, y Manuel Taboada.

¿Quién difundió esta Zamba?

 

                                Si bien la Zamba de Vargas es anónima, y fue divulgada por tradición oral, aquí se reproducen dos versiones. La santiagueña, a cargo del folclorista y recopilador, Andrés Chazarreta (1876-1960). Trabajaba en la educación como  inspector de escuelas, y se cruzan dos cuestiones: La primera su inquietud por divulgar aspectos nacionales, y la segunda que su tío Antonio Chazarreta, cuando él era joven en algún fogón santiagueño le recordaba el episodio. Antonio había participado del bando de los Taboada en la batalla.

 Andrés Chazarreta, realizó los arreglos musicales de la Zamba de Vargas, junto al músico santiagueño, José María Gauna.    

ChazarretaLa Zamba de Vargas se tocaba en todas partes, pero oficialmente Chazarreta la estrenó un 25 de agosto de 1906 en el viejo Teatro Cervantes en Santiago del Estero. La letra se empezó a divulgar hacia los años 70´ del siglo XIX, por el Capitán Andrés Salvatierra, guitarrero y Ex- Capitán de Taboada.

 

                                                Por su parte la versión riojana estuvo a cargo del investigador catamarqueño Juan Alfonso Carrizo (1895-1957). En la década de 1930, publicó su Cancionero Popular de Salta, Jujuy y La Rioja. Difundiendo aquella estrofas federales, favorables a Felipe Varela. Carrizo fue un precursor realizó la primera publicación folclórica hacia 1888.

 

 

Zamba Federal y Unitaria.

 

El grupo folclórico Los Chalchaleros, que a fines de la década del 50´. difunden la versión santiagueña de esta Zamba.

                                                              La zamba es un ritmo folclórico argentino, aunque derivado de la zamba peruana y de la cueca chilena. La Historia y la Música parecen disciplinas que no tienen que ver entre sí; pero las cruzamos en este escrito. La letra de la zamba de Vargas es anónima y adquirió un tinte político de acuerdo la tocaran santiagueños o cuyanos. Una parte de la leyenda cuenta que por la noche los paisanos que combatían con Varela, derrotados, y hundidos en la tristeza entonaron una zamba. La otra, santiagueña-centralista, que respondía a Buenos Aires- alega que Taboada, cuando sus tropas estaban siendo derrotadas exhortó a que sus soldados entonaran una zamba. Durante el siglo XX, algunos recopiladores retomaron la letra, que era anónima y formaba parte de las tradición oral.

Inicialmente la primera estrofa es una crónica del comienzo de la batalla según los santiagueños:

Forman los riojanos
en Pozo ‘e Vargas;
los manda Varela,
firme en batallas.
Contra los santiagueños,
con gran denuedo, van a pelear;
ya Don Manuel Taboada
alza su espada: se ve brillar.

En el siguiente artículo, continuaremos con el análisis de esta zamba, y de los acontecimientos.

                                                                                                                                  Continuará…

Fuentes:

– Gallego M.-Egger Brass.T-Lozano Gil F. Historia Latinoamericana. Ed. Maipué. Buenos Aires. 2012.

Lascano. L.A. Andrés Chazarreta y el Folklore. La Historia Popular. Vida y Milagro de Nuestro Pueblo. Ed. Amorrurtu. Bs. As. 1072.

Olmos. A. Letras de Folclore con Biografías y Danzas. Ed. Terra. Buenos Aires. 2011.

2 Comments

  1. En relacion con esta batalla se ha tejido la leyenda de la zamba que habria tocado la banda del ejercito Taboada. Los soldados santiaguenos, acobardados por la superioridad numerica del enemigo, se habrian puesto a bailar con sus fusiles al oir los acordes de la zamba, con lo que habrian recuperado el valor. Durante anos se dijo que la zamba que circulaba con el nombre de Zamba de Vargas era la misma que se habria ejecutado ese dia.

    • Excelente!. Así es, la leyenda que se comenta por aquellos pagos. La Zamba envalentonó al ejército de los Taboada, que por supuesto respondía a los intereses de Buenos Aires, en detrimento del interior. Gracias por la referencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *