La Grieta: Buenos Aires y la Confederación.-1-

La unión gestada para derrocar a Juan Manuel de Rosas, perduró algo más de seis meses. En la madrugada del 11 de Septiembre, comienza el fin del proyecto urquicista, Buenos Aires le dió la espalda al caudillo salvaguardando sus intereses, y el país quedó divido en dos, aún sancionada la Constitución. Los liberales porteños fracturaron la Confederación, y abandonaron a las provincias a su suerte durante ocho años.
Contrapunto:

¿Cuál es el destino de la Generación del 37´?.

                             «Mitre y Sarmiento han comenzado su vida pública como seguidores de la generación de 1837, pero los sobrevivientes del grupo fundador (Alberdi, Vicente F, López, Juan M. Gutierrez) se han identificado con la Confederación Urquicista». (Proyectos y Construcción de una Nación, Dongui T.H).

Pandilleros y Chupandinos

                                                                            Es necesario aclarar que los liberales de Buenos Aires, que creían en las libertades públicas, la división de poderes, en la apertura económica del país, y en la sanción de una Constitución, tenían sus diferencias.

Valentín Alsina. La Plaza de Avellaneda lleva su nombre. Fue el hombre que promovió la separación de Buenos Aires del interior del país.

                                                                       Valentín Alsina   Bartolomé Mitre y Nicolás Calvo, vociferaban junto a su gente en las discusiones políticas hasta altas horas de la madrugada, saboreando, carne asada y el vino «carlón». Por ello el apodo callejero, chupandinosMientras que Valentín Alsina, solía presentarse en público siempre con su grupo, recibiendo el nombre de los pandilleros. Los primeros eran nacionalistas, creían que la organización debía realizarse bajo el dominio de Buenos Aires, pero preservando la unión. En cambio la postura que gane en este período será la de Valentín Alsina, que era secesionista, la necesidad que la provincia se separe del resto del país. Este grupo que bregaba por la autonomía total de su ciudad eran los autonomistas.

La lucha, entonces, es el Partido Liberal nacionalistas y autonomistas– contra el Federalismo, inicialmente expresado por el caudillo entrerriano, y el interior. 

Un Mercado, una Estación, y una Revolución.

                                                                             Esta historia empieza con un mercado de frutas y verduras denominado «El Once», que se ubicaba en diagonal a la plaza que hoy lleva este nombre. El acontecimiento, al que referiremos, y la estación intermedia del Ferrocarril Oeste, -Once-inaugurado en 1857, explican porque dicha plaza, se denomina Plaza Once.

                                                                               ¿Pero que sucedió el 11 de Septiembre de 1852?. En la madrugada de aquel día Urquiza había viajado a Santa Fe al Congreso Constituyente. Acantonadas en la ciudad, se encontraban las fuerzas entrerrianas y correntinas, ya que la provincia estaba intervenida, luego de las sesiones de Junio, y la oposición liberal. Milicias porteñas, con alta influencia de Valentín Alsina, irrumpieron tomando las oficinas de gobierno ubicadas en la actual Barracas. Mientras, se sobornaba al ejército urquicista evitando la resistencia. Horas más tarde se reunió la legislatura y nombró a Valentín Alsina, como gobernador, y al general José María Pirán ministro de Guerra. Con esta acción la provincia de Buenos Aires se insubordinaba al Director Provisorio, y a la Confederación.

                                                                      Continuará…

Fuentes:

Bonaudo. M- Songozoni. E. Los grupos dominantes entre la legitimidad y el control, en Nueva Historia Argentina. Tomo IV.

Dongui. T.H. Proyecto y Construcción de una Nación. Ed. Fundación Biblioteca Ayacucho. Bs. As. 1980.

Gorostegui de Torres. H. Historia Argentina 2. Ed. Paidós. Bs. As. 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *