La Grieta: Buenos Aires y la Confederación.-2-

Una navidad con Buenos Aires sitiada en 1852. Para colmo de males los diputados provinciales no asisten al Congreso Constitucional de 1853. La fractura entre Buenos Aires y el interior tras la caída de Juan Manuel de Rosas, recién comienza.

 

SITIO DE BUENOS AIRES

 

Escudo de la Confederación Argentina. Era la unión de las 13 provincias del interior. Buenos Aires se había segregado en septiembre de 1852.

                                 Escudo de la Confedereación

                                                         Un respetado militar unitario tuvo la orden de Valentín Alsina- el hombre de Buenos Aires por aquellos años- de extender la revolución al interior del país. Sin embargo las tropas leales a Urquiza se lo impidieron. Luego entre los meses de septiembre a diciembre fracasó el intento de revolucionar las provincias de Corrientes y Entre Ríos. Caído Rosas y su tiranía, las provincias y la ciudad puerto no podían articularse en un proyecto único. Así la provincia portuaria quedaba aislada.

 J.J. Urquiza se rearmó, y las provincias sitiaron a Buenos Aires.                Hilario Lagos

                     Sí, el 1 de Diciembre de 1852, el coronel Hilario Lagos, -imagen-,se pronunció contra Alsina, y en la localidad de Mercedes con fuerzas de la campaña avanzó a la ciudad portuaria exigiendo que la provincia se reincorpore.

El 6 de diciembre al no obtener respuestas la sitió, y el gobierno local comenzó a movilizar su caballería. Finalmente se designó al Almirante John Halstead Coe, y al mando de la escuadra confederal, sitió el puerto del Río de la Plata. Y así el pueblo porteño pasó la navidad de 1852 bajo un sitio terrestre y marítimo.

Buenos Aires en guerra, con tropas de la provincia movilizadas. Una flota de las provincias del interior dirigida por un almirante norteamericano sitió el puerto. Carlos Alberto García Moreno pide que No Bombardeen Buenos Aires.

LOS TRAIDORES

                                                             Esta historia de desencuentros nacionales al momento tiene dos sobornados, el primero es José María Pirán, que en Constitución se unió a las milicias porteñas, para marchar a Plaza Once, en Septiembre de 1852. Él, junto a los militares correntinos y entrerrianos recibieron 90 kilos de oro. La cifra fue recolectada por los ganaderos bonaerenses, que creían conveniente mantener la hegemonía de la provincia. (Priorizaron sus intereses en contra de la Unión nacional). Unas 5000 onzas de oro convencieron al Almirante norteamericano John Coe, para que el 20 de junio de 1853 entregara la flota a las autoridades porteñas. y se terminase con el sitio.

Almirante yanqui,  al mando de la marina que respondía a J. J de Urquiza. El sobornado John H. Coe.

coe

                                                   Así culminaba el sitio de las provincias a la ciudad portuaria, aunque el país quedaba divido en dos. El Estado de Buenos Aires, con el puerto y las rentas de la aduana a su favor; y la Confederación, con la capital en la ciudad de Paraná. No serán dos meses, sino ocho años desde 1852 a fines de 1859. Pensemos que el Estado porteño no envió representantes al Congreso Constituyente que sancionaría la Constitución en 1853.

                                 

 Asistimos a una grieta, cuya consecuencia resulta,  la República Dividida. Los hombres de la ciudad portuaria habían generado la rebelión de 1852 contra la autoridad de Justo. J. de Urquiza. Luego las provincias sitiaron el puerto, en respuesta a la revolución setembrina. Finalmente Buenos Aires se declara 8 años en secesión, y sólo volverá a incorporarse tras la derrota militar en 1859.

Fuentes:

Bonaudo. M- Songozoni. E. Los grupos dominantes entre la legitimidad y el control, en Nueva Historia Argentina. Tomo IV.

Dongui. T.H. Proyecto y Construcción de una Nación. Ed. Fundación Biblioteca Ayacucho. Bs. As. 1980.

Gorostegui de Torres. H. Historia Argentina 2. Ed. Paidós. Bs. As. 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *