Juvenilia: Del Teatro europeo al Desierto americano.

“La República Argentina en plena corriente moderna no puede interesarse ya sino en las sociabilidades superiores o iguales a ella. Colombia, Venezuela están en el período guerrero y anárquico que la República Argentina ha cruzado para siempre jamás”. (Groussac. P, Diario La Prensa).

“Nuestro porvenir está en Europa y con ella debemos estrechar cada día nuestras relaciones confundir, si es posible nuestra vida con la suya…” (Cané, M. En Viaje).

I. La Generación del 80´.

¿Quiénes son los hombres que pertenecieron a esta generación influyente en el pensamiento de la Argentina?.

En una selección caprichosa, nombramos a los más representativos:

Mencionando el aspecto cultural fueron destacados cronistas: Lucio V. Mansilla, Eduardo Wilde, Lucio V. López, Paul Groussac, y Santiago de Estrada.

Se dedicaron a la literatura produciendo numerosas novelas, personajes como: Miguel Cané, Julián Martel, Eugenio Cambaceres, Manuel Podestá, Francisco Sicardi, y Martin García Merou. Fueron poetas los siguientes hombres: Rafael Obligado y Carlos Guido Spano.

Pedro Goyena y José Manuel Estrada fueron grandes oradores, y Paul Groussac además ejerció la crítica literaria y trabajó como funcionario público.

Esta generación integró la actividad política y  sus hombres los difundió la Historia Oficial en la escuela, Domingo F. Sarmiento, Julio A. Roca, Roque Saenz Peña, Miguel Juarez Celman, Carlos Pellegrini y Manuel Quintana.

¿Qué pensaban estos hombres nacidos en estas tierrras salvajes, que adoraban la culta Europa?.

                                                       Eran liberales desde el punto de vista económico, creían en la necesidad de comerciar libremente con Europa, adquirir sus mercaderías y permitir el ingreso de capitales. Así la Argentina se modernizaría, caminaría a la modernidad alejada de nombres como Francisco Solano López, o Juan Manuel de Rosas, que abogaban por el proteccionismo comercial. Sin embargo eran conservadores en términos políticos,  presidir la Nación debía ser una cuestión de pocos. Las mayorías no estaban preparadas, teniendo así una postura oligárquica. Un grupo de notables maneja los destinos del país. Todos estos hombres gobernaron con fraude, y la forma de gobierno que instalaron fue la Democracia restringida. Fueron entonces liberales-conservadores.

II. Miguel Cané.

Miguel Cané, había nacido en Montevideo en 1851. Su padre unitario, y profundo antirosista. Alumno en su infancia del Colegio Nacional, escritor y abogado.

M. CaneUn año, 1863. Nuestro hombre es un infante, tiene 12 años e ingresa en el Colegio de Ciencias Morales. Este será convertido en el Colegio Nacional Buenos Aires, en los tiempos de la presidencia de Bartolomé Mitre. Lo marcará el fallecimiento de su padre, debiendo afrontar esos años de pubertad sin su presencia. Continúa sus estudios  hasta 1870 y los extenderá dos años más, realizando su carrera de Abogado aunque ejercerá muy poco.

Contextualizando al autor con el mundo, 1871 no es un año cualquiera para Europa. Los cañones de Prusia tronan en Francia. Es la Guerra Franco-Prusiana, comienza a construirse el gran Estado Alemán. Además la crisis en París tras ser sitiada por los germanos, une a los habitantes en una experiencia socialista-comunitaria, La Comuna de París.* Finalmente los participantes de esta iniciativa serán masacrados.

                                                    Miguel Cané completa su formación cultural conoce Europa, y a su regreso tomará parte de la vida política adhiriendo al Partido Autonomista Nacional, y será escritor en  los diarios La Tribuna– de los hermanos Varela- y El Nacional.

Durante el primer gobierno del tucumano Julio A. Roca será embajador de Venezuela y Colombia-1881- y en 1883 estará en Austria y Alemania.

Los Miserables, publicada el mismo año que Bartolomé Mitre asumía la Presidencia de la Nación, en 1862.

Los MiserablesPasará por París a finales del año 1883, y conocerá a uno de los hombres de la cultura del siglo XIX, el autor de Los Miserables, Victor Hugo*. Tiene 20 años y es todo un Gentleman, habla francés, y admira politicamente a los ingleses. La Argentina comienza a recibir gran cantidad de inmigrantes, y aproximadamente la mitad de los habitantes son analfabetos.

III. Juvenilia.

                                                   Tras ser profesor de Historia en la Universidad de Buenos Aires, y Director de Correos y Telégrafos. En 1881, en un tedioso país tropical, cumpliendo deberes como diplomático, Miguel cané comenzara a evocar sus tiempos de estudiante secundario.

juvenilia Escribirá, una especie de retrato no sólo propio, sino de toda una generación, una evocación de sus días en los claustros del Colegio Nacional. Juvenilia se publicará en 1884, un año antes que muera uno de los hombres admirado por el autor Victor-Marie Hugo.

Resultan treinta y cuatro capítulos, y la obra intenta transmitir la educación ilustrada de los hombres de su generación. en definitiva la instrucción de aquellos que gobiernan el país en el momento que se publica el libro.

Así en el segundo párrafo, actúa con perentoriedad y contextualiza esa etapa inicial de estudios.

Según el autor: el Poder Ejecutivo, y el Congreso de la Nación, -siendo Presidente Bartolomé Mitre-, funda el Colegio y lo destina a una nueva orientación.

                                                 “El Colegio Nacional acababa de fundarse sobre el antiguo Seminario, (…) el doctor Eduardo Costa, ministro de Instrucción Pública, bajo la presidencia de Mitre, había tomado una parte inteligente y activa.(…) y sólo fue más tarde, cuando M. Jaques se puso a su frente, que alcanzó el desenvolvimiento y el espíritu liberal…”.[1]

                                                 Aquello que era un convento con educación escolástica, dirigido por la cúpula eclesiástica, ahora es el templo de una educación liberal-burguesa, expresión de la Europa refinada y opuesta al conservadurismo y el atraso español. La modernidad es Francia e Inglaterra, y este es el paradigma educatlivo de estos jóvenes.

Amadeo Jaques es el nuevo rector, de orígen francés.

                                                  Recordemos que la flota de la culta Francia de Luis Felipe de Orleans bloqueaba a la salvaje Confederación Rosista (De acuerdo al pensamiento de los hombres del 80). La oposición elitista en Montevideo, adhería al sitio francés, con el objetivo de derrocar al tirano.

                                                   Así, francés es decir civilizado, ser lo mejor del viejo continente. Además, había estado en las calles, en aquellas jornadas gloriosas de Francia en 1848, cuando el joven A. Jacques clamaba por libertad y república, frente a la vetusta monarquía.

Esto es trascendente para entender la ideología que impregna a estos hombres, que construyen América con lentes europeos. Ya que la cultura proviene de cruzar el Atlántico, no de nuestro desierto americano.

Miguel Cané contará sus travesuras en los claustros, la rigidez de los exámenes y la mala calidad de la comida; además el libro ofrece referencias de la alta cultura.

                                        Junto al doctor Pirovano, leen a Montesquiew, Spinoza, y Francis Bacon, en Filosofía. La Historia de Francia a cargo de Lamartine, el mismo Cané cultiva las lecturas de Alejandro Dumas, novelas como Los monjes de Alpujarras, y Dos cadáveres, son romances español y francés, respectivamente, y parte de su lectura por las noches.

Además de la historia de Oliver Cromwell, y Carlos I, junto a las páginas del historiador inglés Thomas Macaulay.

Interesante un acontecimiento que sucede en el Capítulo VIII; el alumno atorrante y vago -Corrales- se enfrenta al ilustrado profesor Jacques. Será descrito de la siguiente manera:

“ …era un simple montonero un Paez, un Guemes, un Artigas; no había leído a Cesar, ni al gran Federico, ni las memorias de Vauban, ni los apuntes de Napoleón, ni los libros de Jomini “Su arte era instintivo y Jacques tenía la ciencia y el genio de la estrategia”.”[2]

Existe un Darwinismo racial , y una mirada peyorativa de lo americano. Cané y Sarmiento poseen una misma sintonía. El texto Facundo, dirá por el enfrentamiento de Quiroga y Paz: “ Facundo, ignorante, bárbaro que ha llevado por largos años una vida errante (…) dominándolo todo por la violencia y el terror..”.

“Paz es, por el contrario, el hijo legítimo de la ciudad, el representante más cumplido del poder de los pueblos civilizados.(…)Paz es militar a la europea, no cree en el valor sólo, si no se subordina a la táctica, a la estrategia…” [3]

Entonces lo bárbaro está relacionado con nuestro pasado y presente americano, la civilización-una vez más-, la cultura-hay que indagarla en las tradiciones europeas- por ello hay que leer sus libros.

Notables son los alumnos que los leen, ellos serán los futuros gobernantes del país, alega implicitamente el autor. Serán descartados Corrales y el cojo Videla por incultos y salvajes, igual que nuestras montoneras y los caudillos americanos.

                                                     Nos despedimos de las memorias estudiantiles de Cané, en el antiguo Colegio Nacional Buenos Aires, con una perla de la página 123, correspondiente al capítulo XXIX, “ También nosotros formamos parte de las gloriosas filas del Batallón Belgrano, que fue a ofrecer su sangre y a pedir un puesto en la vanguardia del general Mitre al estallar la Guerra del Paraguay. Yo fui soldado del doctor don Miguel Villegas.”.

Los niños que pertenecen  la elite del país, van a pelear al Paraguay, a una guerra nefasta para la unión del continente americano.

IV. Fin

                                                                Orgullo, es lo que siente Miguel Cané como el hijo simbólico de la culta ciudad portuaria. Los niños que en aquella época leyeron a Lamartine, y Guizot, a Dumas y Cromwell, son los ilustrados.

He aquí, la contradicción, los mejores preparados forman parte del aniquilamiento del pueblo paraguayo. Cortan la posibilidad de desarrollo económico independiente del imperio que estaba construyendo la “tirana” Paraguay de Francisco Solano López.

                                                                  En Definitiva leer Juvenilia no es sólo adentrarnos en los tratos rigurosos, la mala comida, los exámenes y castigos que se retratan. La lectura nos permite comprender parte del pensamiento vivo de estos hombres que intentaban encajar la realidad americana, y argentina, en su ideal europeísta.

Tal vez sea la hora de dejar de abordar estos libros como meras ficciones o crónicas, para indagarlos como cuadros de la realidad política, social e histórica de un momento del país.

CITAS:

* La Comuna de París: Fue un movimiento popular de autogestión frente a la crisis generada en la ciudad por la ausencia del alcalde, y la guerra contra los alemanes. Fue un ensayo anarquista-comunista, generado por la población reunida en asamblea. Duró algo más de dos meses, iniciandose en marzo de 1871. Las autoridades francesas intervinieron capturando y fusilando a los comuneros. Sembró el “peligro” de la experiencia socialista, en los Estados europeos.

* Victor Marie-Hugo (1802-1885). Novelista, poeta y dramaturgo. Además de gran orador cuando formó parte de la Asamble Constituyente. Tuvo que exiliarse durante el Segundo Imperio Francés (1852-1871), inaugurado por Luis Napoleón III. Representó la corriente romántica siendo contemporáneo de grandes nombres como Henri Beyle- Stendhal– y Francois Guizot. Autor de la novela Los Miserables, un canto a favor de los desposeídos.

[1] M. Cané, Juvenilia, pág.37.

[2] Ibídem. Pág.69.

[3] D. Sarmiento, Facundo. Pág. 125.

.

1 Comment

  1. We are a site that tries to report on Literature and History Argentina . We propose an entertaining writing about books and writers.
    Hug, and I hope you visit us .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *