J.A ROCA Y UN CLÁSICO FUTBOLERO.

» HOY TIENEN QUE PERDER.¡HÁGANLO POR LA PATRIA!. (J.A ROCA en el vestuario a los jugadores de la Selección Argentina).

Sucedió un 15 de Septiembre de 1912 en la celebración de los actos por la independencia de Brasil. En Argentina gobernaba el Presidente ROQUE SAENZ PEÑA, quien será el protagonista de la Ley que asegure el voto secreto, universal y obligatorio en nuestro país. Por su parte, Brasil comenzaba su año de manera violenta. En enero tras un levantamiento opositor se había bombardeado Salvador de Bahía. Su presidente era el aristócrata HERMES DA FONSECA. La cuestión es que el mandatario argentino para mejorar las tensas relaciones diplomáticas envío una comitiva presidida por el «zorro» JULIO A. ROCA. Se jugaba el clásico futbolero Argentina-Brasil. La azul y blanca contaba con el gran capitán JORGE BROWN. Podía jugar de zaguero central, aunque también de delantero. Junto a JUAN y ERNESTO,-apodado «el pacífico»- eran la sensación de ALUMNI. Fue el cuadro que más torneos ganó a nivel local entre 1902 y 1911. Sumados al arquero WILSON, CHIAPPE, FERNÁNDEZ, HAYES, y OHACO, le propinaron una goleada a la SELECCIÓN DE BRASIL en su propia casa. A las 15.35 del 15 setembrino, ante siete mil personas y con el Presidente DA FONSECA y el canciller MÜLLER en el palco, movió Brasil y comenzó el CLÁSICO. En la previa los cariocas entonaron el himno, dando energía a los brasileros que arremetieron contra el arco de WILSON en los primeros 20 minutos. Sin embargo, HAYES a los 17´marcó en la primera llegada argentina, y a los 20´ SUSAN puso el 0-2, ante tibios aplausos de los brasileños.

El equipo Multicampeón de Alumni, a principios del siglo XX.

La verdeamarilla salió a descontar, pero faltando siete para el final HAYES hizo el tercero.Ya no había aplausos de los cariocas, y la cara de DA FONSECA lo decía todo. ARGENTINA le arruinaba la fiesta.JULIO ROCA, entró al vestuario en el entretiempo y felicitó a sus jugadores. Aunque antes de salir a la cancha tomó del brazo al capitán JORGE BROWN y le sugirió, que perdieran para no entristecer la fiesta brasilera, y por su patria.Después se colocó su sombrero, y se retiró con elegancia y firmeza rumbo al palco.Los jugadores argentinos demoraron su salida frente a los vítores del público brasilero.Dos goles más de HAYES sellaron un definitivo 5-0, aunque para no contradecir tanto al «zorro» el equipo sacó el pie del acelerador. No sabemos si hubo bromas el día después, cuando por la mañana ROCA y MÜLLER firmaron el protocolo de AMISTAD.