Intelectuales del ’37: La France y el exilio. 1° Parte.

Dos Jóvenes Ilustrados.

Esteban EcheverríaHabía nacido en Buenos Aires, un 2 de Septiembre de 1805, se llamaba José Antonio Esteban Echeverría. En aquel año en que Inglaterra derrota a la flota franco-española, y se convierte en dueño de los mares en la conocida Batalla de Trafalgar.
Cuando el joven cumpla 20 años y comience la Argentina -en ese entonces las Provincias Unidas- la guerra con el Brasil por la Banda Oriental, recibirá una beca y partirá a Europa.
Su educación la completará en París, donde recibirá influencia del Romanticismo, él mismo asegura, “Durante mi residencia en París me dediqué a leer algunos libros de literatura. Shakespeare, Schiller, Goethe y especialmente Byron, me conmovieron profundamente y revelaron un nuevo mundo”1

                                     Será vital cuando en 1830 asista a los levantamientos populares que exijan la república, y el fin de la dinastía de los borbones en Francia, y produzca la abdicación del rey Carlos X.
 Europa vive un clima de revoluciones liberales en cadena, exhortando a que culminen las monarquías y, por una mayor participación para el pueblo; son horas de vanguardias ilustradas, y sociedades secretas, mientras las muchedumbres realizan barricadas callejeras.
Esta etapa puede reflejarse en la literatura si recurrimos a las obras, Los Miserables de Victor Hugo, o Rojo y Negro de Stendhal. Estas expresan el ambiente de la Francia revolucionaria de aquellos años.Así se asegura, “el impacto producido por la revolución francesa de 1830 sobre el pensamiento europeo fue grande y muchos pensadores (Nota del autor: entre ellos nuestro intelectuales rioplatenses) se dieron a la tarea de realizar los esquemas hasta entonces aceptados”. 2

Luego de esa experiencia fundamental viajará a Londres, por el resto del año.
En los primeros meses de 1831, pisará el puerto de Buenos Aires, marcando su retorno. Escribirá sus primeros poemas con la intención de difundir el Romanticismo en el Río de la Plata y se ausentará de la ciudad en busca de silencio y aire libre, residiendo en Mercedes, a orillas del Río Negro. Transitando el año 1833, continuará componiendo poemas durante seis meses.

Oleo de Agustín RossiEn este mismo año un joven tucumano, nacido tres días después que la Primera Junta de Gobierno fusile a Santiago de Liniers en Córdoba, inicia sus estudios jurídicos.
Se llamaba Juan Bautista Alberdi, y era ayudado económicamente por dos caudillos del interior José López y Alejandro Heredia.
Viajará a Córdoba y Tucumán en 1834, y regresará a Buenos Aires en 1835, siendo un joven intelectual aunque con zozobras materiales y en búsqueda existencial, sin demasiadas seguridades de su destino. Será otro de los protagonistas que se unirá al grupo político y literario del salón de Marcos Sastre.

 

Un Libro: Debates y Clandestinidad.

La corriente romántica europea puede explicarse a partir de un libro fundamental, Filosofía de la Historia para la educación de la humanidad de JOHAN VON HERDER.
Para el movimiento, la razón era un pilar,-característica ilustrada- pero también la necesidad de sentimiento, generando una nueva corriente filosófica social.
El romanticismo además, tenía un fuerte rasgo nacionalista, y la intención de exaltar los localismos.
¿Qué comenzaron a preguntarse los intelectuales que buscaban difundir sus ideas románticas en estos lares?
¿Qué es lo nacional? ¿Qué elementos nos hacen americanos? ¿La Confederación de Rosas es una Nación? ¿Cómo fundamos nuestra literatura?.
Para que exista una literatura nacional, debe existir una nación, ergo los jóvenes piensan que hay que fundarla, para esto debe retomarse los ideales de mayo.
Así se forma la Asociación de los Jóvenes de Mayo, que pretenden gestar una república, pensar una nación y para ello hay que debatir primero, y después evadir la confrontación del momento que impide pensar un modelo de república. Rosistas y antirosistas.

“La anarquía del presente es hija de la anarquía del pasado (…) es menester llevar la paz a la historia, para radicarla en el presente, que es hijo del pasado, y el porvenir, que es hijo del presente. Facción morenista, facción saavedrista, facción rivadavista, facción rosista, son para nosotros voces sin inteligencia; no conocemos partidos personales; no nos adherimos a los hombres; somos secuaces de principios. No conocemos hombre malo al frente de los principios de progreso y libertad.” 3

                                             En esto reside el gran problema que los Jóvenes de Mayo que se iniciaron con aficiones literarias y artísticas, pero comienzan a pensar la realidad de la Confederación, y su destino como Nación, entonces sus debates se tornarán políticos.
Por ello como grupo tendrán dos etapas, la primera pública, Asociación de los Jóvenes de Mayo, y la segunda más extrema, y netamente enfrentada al gobierno de Juan Manuel de Rosas, que los llevará al exilio, la Joven Argentina.*

                                                                                                                           Continuará….

 

Citas:

[1] Echeverría, Esteban. La Cautiva-El Matadero, Pág. 121.

[2] Pérez Amuchastegui J.  Crónica Histórica Argentina. Pág. 3 LXV.

[3] Saldías, Adolfo, Historia de la Confederación Argentina. Pág. 51

*Inspirada en el arquetipo de Giusseppe Mazzini, promulgador de la Joven Italia. Jóvenes revolucionarios que tenían contacto con la masonería, actuaban en la clandestinidad y se organizaban para combatir los estados policiales monárquicos. En un contexto europeo que surgen además, la Joven Francia, y La Joven Alemania.

  • Por ello para Juan Manuel de Rosas debía restablecer el orden, mediante un gobierno fuerte y centralizado, que no permitiera la intervención de muchas voces. Era enemigo del debate político de manera pública. Una vez que estuvieran organizadas las distintas provincias de país podía discutirse una Constitución. Mientras tanto en la anarquía debía restaurarse el orden, de allí su apodo El Restaurador de las leyes.

1 Comment

  1. Muy buen escrito….interesante como al leerlo se puede ir contextualizando el relato. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *