Facundo (III): De los reyes católicos a Hegel.

«Vamos suerte, vamos juntos/ Desde que juntos nacimos/ Y ya que juntos vivimos/ sin podernos dividir…/Yo abriré con mi cuchillo/ El camino pa seguir». (Hernández J. Martín Fierro).

 

III

Desespañolización:

                                                      La España de los reyes católicos* ha dejado costumbres funestas en las clases populares, que sumado al aspecto geográfico gestaban una población barbárica. Vimos que Buenos Aires comprendía bien el camino hacia el progreso, porque en sus pobladores había ingleses, franceses y alemanes.

Pero ¿Qué elementos negativos describe el autor sanjuanino que han quedado en la población local?. Hay tres referencias claras en el libro, el cuchillo, la pulpería y la guitarra.

fierro

                                                        «El gaucho anda armado del cuchillo que ha heredado de los españoles; esta peculiaridad de la península , este grito característico de Zaragoza: Guerra a cuchillo». 1 Los españoles influyeron en la costumbre del cuchillo como arma del gaucho que mata y muere con él. Lo desenvaina ante la menor afrenta. La riña puede ser por amor o por un juego de billar. Y Sarmiento en una metáfora genial remata, » …juega a las puñaladas como juega a los dados»2

                                                   El pasatiempo: peleas a cuchillo, amoríos, juego de billar y dados, junto a cantos en la guitarra, es la práctica del gaucho sin nada que hacer en la inmensidad de la pampa.

Se reúne en la única institución que han dejado los españoles de la monarquía católica, la pulpería. Donde el hombre de la llanura va a matar el tiempo, a tomar licor y agitar puñales, demostrando sus fuerzas físicas, y sus habilidades como cantor.

                                                     «La guitarra es el instrumento popular de los españoles (…) en Buenos Aires, está todavía  muy vivo el tipo popular español, el majo y después continúa, aduciendo que tanto el gaucho y el compadrito de la ciudad tocan el majo-. Y culmina,  «el movimiento de los hombros, los ademanes, la colocación del sombrero, hasta la manera de escupir por entre los dientes, todo es aún andaluz genuino»3

Ergo, los españoles han dejado rastros de barbarie en nuestra población, (por ello se infunde la desespañolización de la sociedad, y se resalta la cultura francesa y sajona).

IV

Asia y las montoneras:

                                            Hegel         Interesante el libro ¿Qué es la Filosofìa? de José Pablo Feinmann, cuando menciona las conferencias en la Universidad de Berlín (1831), dictadas por el filósofo Wilhelm Friedrich Hegel. Este referente  despliega el pensamiento eurocéntrico: y aduce que, «los africanos no tienen historial».4  Es decir desde una mirada europeísta, África no tiene historia. Por lo tanto Africa y Asia son el atraso. Esta concepción es la que asume Sarmiento al divisar nuestras desoladas tierras; » las hordas beduinas que hoy importunan con su algazara y depredaciones la frontera de Argelia, dan una idea exacta de la montonera argentina…». Y agrega, «La misma lucha de civilización y barbarie de la ciudad y el desierto existe hoy en Africa: el mismo espìritu, la misma estrategia indisciplinada entre la horda y la montonera». 5

                                                              Entonces las montoneras argentinas que según el padre del aula son de ferocidad brutal y de espíritu terrorista, son tan bárbaras como los jinetes asiáticos, los pastores primitivos africanos. Los caudillos, que refiere este libro, Rosas realiza crueldades del nivel de Ashanty o Dahomay- dos dictadores del interior africano-. Facundo es tan rapaz, incivil y bárbaro como el gobernante de Turquía, Mehemet Alí.

                                                             La intencionalidad es la siguiente, las montoneras, los gauchos, el gobernante Juan Manuel de Rosas, Juan F. Quiroga, las poblaciones de la campaña y todos los caudillos, representan la barbarie. Esto nos aleja de la culta Europa y nos adentra en lo más íntimo, de los pueblos sin historia, cegados en la oscuridad incivil, y muy distantes de las luces europeas.

Conclusión

                                                      La condición de posibilidad para que nazca la nación culta, es que mueran todos estos rasgos de barbarización. Marchar hacia el progreso europeizando nuestras llanuras, sierras y valles, aunque serán obstáculos los gauchos federales, el interior mediterráneo, y los indios pobladores de una tierra improductiva para el mercado capitalista. La problemática radica en que la futura Argentina y América, no puede pensarse, partiendo de ella misma. Ni preocuparse en incorporar su barbarie, sino transplantar Europa. Nada hay americano, ni argentino que constituya un punto de partida posible.

                                                  La barbarie se supera trayendo la civilización, que cruza el Atlántico. Siempre teniendo en cuenta que la civilización local, existe y se encuentra en Buenos Aires. La ciudad puerto es la que expresa la cultura de la civilización occidental. En el interior se recluyen los pueblos bárbaros, que viven en estado primitivo sin ser moldeados por la cultura de la ciudad puerto.

                                                  Se abre toda una cosmovisión europeísta, que portará toda una generación, para lo cual marchar hacia el progreso será posible si se es la imagen especular de Europa. El Facundo un libro genialmente escrito inaugura una mirada de la política y la sociedad en clave de bárbaros y civilizados. Esa dualidad continúa en nuestro presente.

Citas:
1. Sarmiento D. F. Facundo. Pág. 52.
2. Ibídem. Pág. 53.
3. Ibídem. Pág. 43.
4. Feinmann. J.P. ¿Qué es la Filosofía?. Pág. 32.
5. Sarmiento D. F. Ob. Cit. Pág. 59.
* Como advierte en su libro Ezequiel Martínez Estrada, Radiografía de la Pampa; cuando se menciona a los reyes católicos, para el pensamiento sarmientino, debe tomarse en cuenta desde Fernando de Aragón a Carlos III, sin excepciones. Todos imbuídos por el mismo espíritu son responsables del atraso en que viven los pueblos americanos.

3 Comments

  1. Joder, no creo haber leido una cosa tan maravillosa y original nunca antes, gracias por tomarte
    el tiempo de escribirlo 🙂

    • Amigo, muchas gracias!!. Tengo parientes andaluces. Y estoy de acuerdo con la propuesta de PODEMOS. Abrazo y si queres seguirme en face: Relatos del Sur.
      Intentamos una divulgación histórica de calidad..
      Te invito a seguir leyendo.

    • Para aquellos que gusten estamos como Fans Page, un espacio crítico sobre Literatura e Historia Argentina.
      https://www.facebook.com/RelatosDelSur/
      Muchas gracias a todos los se acercan,escriben y visualizan los contenidos en este sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *