Facundo (I): One ne tue point les idées

Un graffiti en francés escrito en la cordillera por el díscolo Domingo F. Sarmiento al huir de San Juan a Chile, prefigura un modo de entender y pensar lo que será la Argentina de de ayer y de hoy. Civilización y Barbarie, es el concepto de uno de los grandes libros de nuestra historia político- literaria.

 

El Contexto Histórico

                                                 La Confederación Argentina (1835-1852), la gobierna Juan Manuel de Rosas, bajo la suma del poder público, y las facultades extraordinarias, necesarias para tomar decisiones en un período en que se derrama sangre de unitarios y federales.

Rosas, asume el poder tras la muerte del caudillo Juan Facundo Quiroga, en Barranca Yaco, asesinado en Córdoba por una tropilla liderada por Santos Pérez. Matones vinculados a el gobernador de Córdoba José Vicente Reynafé. *

Quiroga

Los unitarios querían una Constitución que legalizara el país, y Rosas la negaba alegando la desorganización, y las guerras civiles. Primero debía pacificarse el territorio con mano férrea, y luego abordar la organización político-jurídica, pensaba el restaurador de las leyes.

El hombre que por esos años colaboraba con el gaucho de los cerrillos, había fascinado a un joven de 15 años, en San Juan de la Frontera.

Aquella tarde Faustino Valentín abrazado a una tranquera, lo ve llegar, dar unas ordenes a sus jinetes, levantar polvareda, y perderse al galope de su caballo.

                                                 En Noviembre de 1840, Domingo Faustino Sarmiento cruzando la frontera escribirá en una piedra “One le point les idees”, y tal vez con ese gesto establecerá uno de los postulados fundamentales de la historia social y política del país. Civilización y Barbarie. La frase en castellano era Las Ideas no se matan. No es menor la escritura en francés, esa es la barrera entre la Civilización– aquellos que pueden leer la cita- y la Barbarie los que no la entienden y la creen un insulto-.

El apasionamiento por el caudillo riojano sería tan intenso que exiliado en Chile hacia 1845, Sarmiento publicará en la sección folletín del diario El Progreso, un texto paradigmático, Facundo. Civilización y Barbarie.

Intentaremos un somero recorrido realizando una lectura crítica de cuatro aspectos posibles. Comenzamos…

 

Sombra terrible de Facundo…

 

                                                      Sarmiento escribe un libro de manera sagaz y brillante, aduce en este especie de ensayo sociológico que las características bárbaras del interior se asocian al ambiente, propio del determinismo de la época. La geografía influye en la idiosincracia de los hombres (la inmensidad de la pampa, la falta de instituciones, de comunicación, y la poca sociabilidad con el centro del mundo, Europa).

                                                     Buenos Aires resulta el reverso de la moneda, esta abandonó el espíritu español, es hija de la culta Europa. Por sus puertos llega el conocimiento del viejo mundo, los hombres visten frac y levita: y por supuesto representa la civilización del país.

                                                      El gran inconveniente es que todo el territorio está gobernado por Juan Manuel de Rosas. Este libro no está escrito contra el caudillo riojano a pesar que lleve su nombre, sino con el objetivo de demoler al restaurador de las leyes.

I

Rosas y Facundo:

En primer lugar podríamos preguntarnos ¿Qué significan las figuras de Facundo y de Juan Manuel de Rosas?, para Domingo F. Sarmiento.

» Facundo, provinciano, bárbaro, valiente, audaz, fue reemplazado por Rosas, hijo de la culta Buenos Aires, sin serlo él: por Rosas falso corazón helado, espíritu calculador, que hace el mal sin pasión y organiza lentamente el despotismo con la inteligencia de un maquiavelo». 1

                                       Juan Facundo Quiroga, es un bárbaro, pero es producto de la naturaleza campestre y colonial. Resulta así puro instinto. En cambio Rosas es el heredero de esta naturaleza barbárica, pero es una versión mejorada, ya que domina los acontecimientos y las cosas, y calculando la realidad la manipula como un Maquiavelo y hace el mal sin razón. Recordemos que 1840 y 1841 son años de violenta represión, actúa contra los opositores un grupo formado de las entrañas de la Sociedad Popular Restauradora, la mazorca. Usted lector entiende: la más-horca, de ahí viene un grupo de violentos que gritan, Mueran los salvajes unitarios!.

Por ello Rosas es peor porque sistematiza el mal, lo transforma en efecto y fin, aunque es duro también con el Tigre de los llanos,

» Facundo, ignorante, bárbaro, que ha llevado por largos años una vida errante que sólo alumbran de vez en cuando los reflejos del puñal». 2

                                        Ambos son hijos de la barbarie para el sanjuanino pero, el más perverso, el tigre sanguinario, como lo define Sarmiento es Rosas.

                                                                           Continuará…

 

Citas: 

* El crimen sucede el 18 de febrero de 1835. Facundo Quiroga retornaba de solucionar un conflicto en el norte. Su adhesión a Rosas, no impide marcar que el riojano quería sancionar una Constitución, y otorgarle mas lugar en las decisiones a las provincias. Postura que no coincidía con la de el brigadier Juan Manuel de Rosas.

 1. Sarmiento D. F. Facundo. Pág. 15
 2. Ibídem. Pág. 125.

 

 

2 Comments

  1. Has dado en el punto con este post , realmente creo que este blog tiene mucho que decir en estos temas . Volveré pronto a vuestra web para leer mucho más , gracias por esta información .

    • Lo importante es eso amigo…Tener algo para decir. Lo que sucedió en la Historia es que siempre nos contaron lo mismo. Llegó el momento de desempolvar a la ANQUILOSADA HISTORIA OFICIAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *