EL MAESTRO, Y UN ALUMNO MUY PARTICULAR.

                                                        En un bar de Constitución se encuentran maestro y alumno, unos veinte años después de compartir el cuarto grado de la escuela pública n° 12 del barrio de Flores. Muere el sol de la tarde y, ginebra de por medio arremete Eduardo Valasino, «pocos alumnos he tenido tan burros como vos. Era imposible hacerte entender nada, ni la regla de tres; ¡que cosa barbara, si habré sufrido!. «Yo no era burro-se defiende el alumno-(…) yo pensaba que era capitán de piratas, que tenía el pelo largo y como estaba enamorado de una piojosita de barrio, pecosa y mala como la peste, me imaginaba que la raptaba llevandola a bordo de mi barco pirata«. Esto lo contesta, la pluma más conocida del Diario EL MUNDO, un escritor que está por publicar su segunda novela, que aunque él no lo sepa- será fundamental en la literatura argentina. La novela es LOS SIETE LOCOS, y el periodista ROBERTO ARLT. Moraleja: Si usted es docente, no subestime a sus alumnos.