Borges-Bioy Casares: Una mirada antiperonista -1-.

“Yo que anhelé ser otro, ser un hombre/ de sentencias, de libros, de dictámenes,/ a cielo abierto yaceré entre ciénagas;/ pero me endiosa el pecho inexplicable/ un júbilo secreto./ Al fin me encuentro/ con mi destino sudamericano.”. (Borges, J.L. Poema Conjetural, 1943).

ANÁLISIS: LA FIESTA DEL MONSTRUO.

 

1- El Sur y su barbarie.

                                              Como Francisco Narciso Laprida en el poema borgeano citado más arriba, la civilización cae en manos de la barbarie. Los bárbaros vencen para el autor. En el siglo XIX, aunque también en el XX.

Artificios; publicado en la etapa de gestación del peronismo es un texto de excelentes cuentos.

                                                       borgesartificios  El micro lo pasa a buscar al protagonista, y junto a la muchachada van atravesando el sur de la provincia de Buenos Aires. El Sur, es otro cuento de Borges publicado en 1944. Es protagonizado por Juan Dahlman, quien podría entenderse como su alter ego. Este, es secretario de una biblioteca municipal. Dahlman, personaje culto va a morir en una cuchillada, en una refriega, en la llanura pampeana. No es menor, porque para el autor representa la civilización muriendo a manos de la barbarie. En el relato viaja en tren leyendo La Divina Comedia de Dante Alighieri. Más tarde un bárbaro arrumbado en una pulpería perdida en un rincón de la vasta llanura mata al civilizado bibliotecario. Veremos si este esquema se repite en el cuento que estamos analizando. ¿Cómo se representa al sur?. Una vez que comienza a transitar los suburbios el micro, se dice: “En cada foco de población muerto de hambre se nos quería colar una verdadera avalancha…, y agrega..“Otro gallo nos cantó en Quilmes, donde crostaje tuvo permiso para desentumecer los cayos plantales, pero ¿quién, tan lejos del pago iba a apartarse del grupo?.”

                                                      Aquí hay toda una mirada acerca de lo popular, del pueblo por parte de Borges y Bioy Casares: primero la condición del sur, ¿quién se va a apartar del grupo en esta tierra de nadie, en este territorio salvaje?, parece preguntarse los autores. En esta zona residen los bárbaros, el pueblo es la masa muerta de hambre, el crostaje de Quilmes, son los gronchos, los negros. Todos ellos, los que van en el micro, y los que están abajo, son peronistas, quieren treparse al micro para ir adonde: “al civismo a la aglomeración a la fiesta del monstruo“. Es decir en palabras de los autores a la fiesta del día del trabajador donde asiste esta turba que estamos describiendo a escuchar a su líder: el monstruo, es decir: Juan D. Perón.

                                                  ¿Cómo sigue esta aventura?. El colectivo sufre un desperfecto y se queda por la zona de Wilde. Los muchachos peronistas se suben por la fuerza  a un ómnibus- el protagonista dice ónibus- de La Negra. ¿Qué es La Negra?. Un frigorífico. En él viajan, en un camión que transporta animales, hacienda. fiesta-peronchaPuede entenderse la relación si conocemos que alguna vez los autores definieron al peronismo como un aluvión zoológico. Ahora el camión de La Negra, se queda casi en Avellaneda, y uno los muchachos prende fuego el camión ante la risa de la barra, que hacen chistes. “lloraba dele que dele ese capital que se volvía humo negro“. Narra el protagonista acerca del conductor del camión.

Entonces, nuestra reflexión es la siguiente: el monstruo como lo dijimos es Perón, pero también la barra peronista. Monstruosa, por todo lo descripto, que se le agrega la quema del camión a un trabajador como ellos. Como vemos realizan desmanes en el viaje hacia Plaza de Mayo.

2- Una columna de Chichipíos*.

 

                                                                     ¿Cómo termina esta historia?.En el cruce de Tacuarí y Belgrano se bajan del colectivo al grito de ¡Abajo Chichipíos!. Después en columna avanzan cantando y portando carteles y banderas. Todo esta bien hasta que se cruzan un grupo de judíos, “hasta que vino a distraerrnos un sinagoga que mandaba respeto con la barba“. Y ahora comienzan a describir las características de este muchacho: “El pelo era colorado, los libros bajo el brazo y de estudio. Se registró como un distraído…“. Es un chico judío, y el estereotipo de un culto, que pasa más tiempo en una biblioteca que en un gimnasio. Así dicen los protagonistas, “Era un miserable cuatro ojos, sin la musculatura del deportivo”. Comete una injuria imperdonable contra la muchachada, no sólo los ignora sino que choca con el abanderado sin pedir disculpas.

Apelando al suspenso dejamos para la próxima la última parte de esta fiesta montada sobre el caos y el salvajismo. Con un final que tiene un imaginario social del peronismo, o mejor dicho del antiperonismo cargado de actualidad.

Nota y Fuentes:

* Chichipío: Es un término proveniente del lunfardo que significa, tonto, estúpido.

-Viñas, D. El Peronismo clásico. (1945-1955). Descamisados, Gorilas y Contreras. Ed. Paradiso. Bs.As. 2000.

-Borges, J.L. Obras Completas I. Ed. Emecé. Bs.As. 2007.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *