Bartolomé Mitre: Se Dice de Mí.

“Don Bartolo”: “Militar, escritor, gobernante/ larga serie de triunfos evoca/ y por si esto no fuera bastante/ nos tradujo el poema de Dante/ y se puso de acuerdo con Roca”. (Poesía irónica contra Mitre.Revista Caras y Caretas, Año 1900).

 

I

Bartolito, el haragán.

 

                                          SI ALGO SABÍA BARTOLOMÉ MITRE A SUS 14 AÑOS, ES QUE NO SE DEDICARÍA A LAS TAREAS RURALES.

 

                                               “Dígale a Don Ambrosio que aquí le devuelvo a este caballerito, que no sirve ni servirá para nada, porque cuando encuentra una sombrilla se baja del caballo y se pone a leer.” Ambrosio Mitre era nada menos que su padre. El que escribe las líneas es Gervasio Rosas, hermano del Restaurador, Juan Manuel, cansado de la haraganería del joven peón, Bartolito. Fue por azar que nació en esta orilla del Río de la Plata, sus padres eran uruguayos, y vivían entre Montevideo y Buenos Aires.

Imágen pictórica de la Buenos Aires del 20´. En Junio de 1821 nacía Bartolomé Mitre. El casco de la ciudad de pocas cuadras, rodeado de una vasta área rural.

puerto-de-buenos-aires-1820

                                       

                                        Nacido en una modesta casa de Lavalle y Suipacha, y con sólo 8 meses, la familia migra rumbo al sur argentino, a Carmen de Patagones, corría Marzo de 1822. Montevideo era, sin dudas, otra de las ciudades de su vida. Ya como veinteañero intentaba seducir señoritas, recitando versos. No le fue mal, Delfina de Vedia, resultó hechizada. La blonda, hija de uno de los héroes de la resistencia contra los ingleses. El capitán de artillería la conquistó de por vida. Por las noches el militar, le robaba horas al sueño, para leer a los románticos europeos. Además compartió gustos literarios en Buenos Aires, con la generación del 37′, Juan M. Gutiérrez, y Esteban Echeverría. Recaló una vez más en la capital oriental, como opositor del gobierno de Juan M. de Rosas, “la tiranía”, según Mitre.

II

¿Militar y Poeta?.

 

                                                  “Santos Vega, tus cantares/No te han dado excelsa gloria, /Más viven en la memoria de la turba popular..”. Y continúa, Bardo inculto de La Pampa/Como el pájaro canoro/ Tu canto rudo y sonoro/ Diste a la brisa fugaz..”. Rimas dedicadas al payador Santos Vega. El título de poeta es muy grande, Bartolito, como le decían en su infancia, es un jóven liberal progresista. Como soldado formado en la Escuela Militar de Montevideo, fue modesto, más teórico que práctico. Y en el campo bélico, sus detractores dicen que no ganó una batalla, “penosa marcha a San Nicolás”, cuenta Félix Luna, tras la batalla en la cañada de Cepeda, en Octubre de 1859, derrotado por Urquiza. “Convencido de que caería sobre ellos al amanecer del 30, lo hizo sobre el vacío.” Alude una crónica de la fallida campaña a Sierra Chica, en 1855. Aquella mañana 1000 lanceros al mando del bravo cacique Calfucurá derrotó a dos columnas de soldados al mando de Bartolomé. Mitre, Su victoria a la vera del arroyo Pavón, contra el ejército federal de Justo J. de Urquiza, se dió a partir del retiro del caudillo entrerriano, cuando el Ejército de Buenos Aires, estaba casi acabado.

                                            “En 24 horas en los cuarteles, en 15 días en campaña, en tres meses en la Asunción.”Célebre su frase, pero la guerra infame contra el Paraguay duró cinco años, y obtuvo una victoria. Aunque según Felipe Pigna,  “La victoria le costó al país más de 500 millones de pesos y 50.000 muertos”. Como vemos su desempeño como Militar, no es de lo mejor, bajo su conducción.Tuvo mayor pericia en las letras, no tanto por sus rimas, sí por sus actuaciones en los diarios El Comercio, y El Progreso en Chile, luego de ser desterrado en Bolivia y Perú.

III

Mitre, todólogo.

 

                                                    Decimos entonces que, Bartolito habla y escribe bastante bien, tiene gustos europeos, se lo suele ver en 1850, como activista para que caiga su archirival Rosas, (tres años después sería J.J Urquiza, y un poco más tarde J.A Roca). Suele vérselo de chambergo y un largo saco negro, por alguna pulpería o tienda de la calle Defensa, tomando vino carlón. Discutiendo sobre los destinos de la Nación.

Bartolomé

                             

                                   Entre 1853 y 1859 es un férreo opositor al proyecto de la Confederación Argentina, dirigida por Urquiza*. Luego de “ganar” en Pavón, es el candidato de la burguesía comercial porteña, y de las aristocracias locales. Será el que las articule, para convertirse en el primer Presidente de la Nación, (1862-1868) tras la sanción de la Constitución y con el país unidofuera del desorden y la anarquía, de acuerdo a la visión de la historia oficial-, tras su dudosa victoria en la batalla de Pavón.

                                          Esa historia oficial, convirtió a las personas de la política de nuestro país, en hombres de mármol, en sabelotodos que no fallaban nunca. Nos vamos con esta anécdota, cuenta el historiador Norberto Galasso : “En una escuela de Buenos Aires, hacia los años noventa, se festejó un aniversario de su nacimiento colocando esta leyenda en un pizarrón: “MITRE poeta, historiador, arqueólogo, bibliófilo, sabio numismático, filólogo, periodista, caudillo de partido, conductor de ejército, educador, diplomático, legislador, jurista, diputado, gobernador, Presidente de la República, general y traductor”.

 

Fuentes y Notas:

*Léase Un nuevo Rosas, en el artículo, http://www.relatosdelsur.com/j-j-de-urquiza-contra-el-liberalismo-porteno-2/ .

 

-Galasso, N. Historia de la Argentina. TII. Ed. Colihue. Buenos Aires. 2011.

-Luna, F. Grandes Protagonistas de la Historia. Bartolomé Mitre. Ed. Planeta. Buenos Aires. 2004.

-Pigna, F. Los Mitos de la Historia Argentina 2. Ed. Planeta.Buenos Aires. 2005.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *