1890: La Bolsa y la fiebre del Oro.-Parte Uno-

“Había sido como verle las patas a la sota; como jugar con dados cargados; seguro, fijo, infalible, se compraba en diez para vender en veinte, todo, lo que se presentaba, lo que caía, con todo se hacía negocio, para todo había comprador, no ganaba plata a todo el que no quería. Con cincuenta miserables mil pesos había empezado y tenía en tres meses un millón de utilidad”. (Cambaceres, E. En la Sangre, Pág.130).

1. Un poco de Historia.

Juarez Celman

                                                                                                                                                                                                           Miguel Juárez Celman asumirá la Presidencia de la Nación un 12 de Octubre de 1886, tras el gobierno de su cuñado Julio A. Roca. El cordobés de 42 años de edad, formá la Liga de Gobernadores que representó el apoyo en el interior del país, durante el gobierno roquista. Ambos políticamente forman parte del Partido Autonomista Nacional, P.A.N.

                                                  El primer partido político tras la formación del Estado-Nación. Sin embargo era más una facción, ya que los candidatos se elegían a dedo, y la prioridad no era la participación democrática, mas bien que la oligarquía continuara en el poder. Este partido gobernará la Argentina hasta 1912. El fraude en las elecciones estaba a la orden del día. La gran diferencia entre Juárez Celman y Roca, era que el primero contaba con una ambición desmedida, y económicamente era un acérrimo liberal. Estamos en el contexto de la República Argentina caracterizada por el orden liberal-conservador. Los constructores de la Argentina moderna es la mentada Generación del 80´. La misma que gesta la formación del Estado, la laicización, los cambios en infraestructura y la educación universal. El país se convertirá hacia 1900 en el denominado “granero del mundo”.

                                                                      El cordobés expresa en 1887 en el Congreso de la Nación su liberalismo económico, de manera contundente, “El Estado es el peor de los administradores (…) y pienso vender todas las obras públicas reproductivas para pagar la deuda externa”.1 Bajo este axioma privatiza los ferrocarriles. La coima y los negocios para los amigos serían rasgos de su gobierno.

                                               Frente a la fuga de oro que alteraba la paridad del peso y pauperizaba la economía, el cordobés decidió impulsar la LEY de BANCOS GARANTIDOS.-1887-. Permitía a particulares mediante una garantía depositada en el Tesoro Nacional, fundar un banco y emitir papel moneda. El objetivo era preservar el oro, para que no egresara del país, y que el peso argentino tuviese respaldo.

                                              Sin embargo esto generó una fiebre especulativa que fue creciendo hasta alcanzar niveles demenciales. Así en 1884 existían 5 bancos que podían emitir moneda. En 1888 tras  la aplicación de la ley, había 13 bancos. Los ingleses participaban de las acciones especulativas, y hasta la Baring Brothersacreedores de la Argentina- eran parte de la bicicleta financiera. En este contexto el precio de la materia prima-fundamentalmente los cereales-cae un 35%, y es negativa la balanza comercial. El indicador de aquellos años de la economía era el valor del precio oro, este se fugaba de los bancos, y no quedaba en las arcas respaldando al peso nacional. El Estado argentino, incrementa además su déficit fiscal, y continua tomando deuda para solventarlo. El oro se escapa y el peso argentino se deprecia, asi la Oligarquía terrateniente y los comerciantes ingleses se benefician sideralmente.

2. El Crack Financiero.

                                                           En los últimos meses de 1888, y principios del 89´, se acelera la depreciación del peso y la reducción salarial. Mientras el pueblo padecía, la Argentina pudiente jugaba en la Bolsa. Por ello las operaciones se incrementaron el doble en dos años. El estado no recibe préstamos del exterior, y paga a sus acreedores aumentando más la brecha fiscal. el valor de los bonos empieza a caer, y estamos ya cerca de un crack bursátil, producido por la fiebre especulativa, y el afán de ganancia fácil.

W. PachecoEl mendocino Wenceslao Pacheco fue Ministro de Hacienda del gobierno de Juárez Celman. Propuso la Ley de Bancos Garantidos.

En 1889 para paliar el déficit fiscal impuso en un proyecto del Poder Ejecutivo nacional la venta a capitales europeos de 24.000 leguas cuadradas de la Patagonia, con el objetivo de recaudar pesos oro.

Cuando se produzca el crack de la Bolsa de Valores, la desocupación y el quiebre de cientos de negocios estarán a la orden del día. Este episodio desembocará en la crisis política y económica del gobierno de Miguel Juárez Celman.

                    Continuará….

CITAS:

1. Rodriguez, A. La crisis bancaria del 90´, en Todo es Historia. Dir: Luna. F. Núm. 171. Agosto 1981. Pág. 12.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *