1866: VARELA, EL REBELDE.

 

                                                 1866, no es un año cualquiera. La Argentina de Bartolomé Mitre, junto al Imperio brasilero de Pedro II, y el Uruguay gobernado por el partido Colorado, ataca al Paraguay. Sucede la guerra infame contra la digna Paraguay independiente en lo económico y soberana en lo político; gobernada por Francisco Solano López. (El dictador según los ingleses, y los liberales argentinos y brasileños).

                                                  En muchas regiones de nuestro país los gauchos obligados a participar de la guerra, como soldados se niegan a pelear. Desertan, en el Litoral, y Cuyo, entre otras regiones. Los astilleros correntinos se declaran en huelga, porque creen que sus intereses, no están con la nación argentina mitrista, sino sus hermanos, son los paraguayos, injustamente atacados. Y no leen libros, la mayoría no sabe leer, pero tienen claro sus intereses, fundamental en política. Dos cultos que leen, como Juan Bautista Alberdi, y el hermano del autor de Martín Fierro, Rafael Hernández escriben contra Mitre, y una guerra financiada por los ingleses.

El mariscal Francisco Solano López, presidía al Paraguay, próspero. Con industrias, y autoabastecimiento. Una nación sin deudas. Luchó, y entregó su vida en los campos de batallas, ante el genocidio contra su pueblo.

Cuadro_Lopez

                                             

                                      A caballo, galopando para unir gauchos y voluntades, anda un soldado de la Confederación Urquicista, alguien que viene de pelear junto al Chacho Peñaloza, otro rebelde contra el proyecto que se impone desde Buenos Aires, liberal y centralista. Ahí va, levantando polvareda por los suelos áridos cuyanos Felipe Varela.

                                           El quijote de los llanos, así le dicen, es perseguido y se exilia en Chile, para rearmar su ejército. El Coronel Varela tiene claro, que la política económica mitrista aliada al imperio inglés, es la que destruye al Paraguay, y a las economías del Interior.

Un 6 de Diciembre de 1866 se levanta en armas el coronel Felipe Varela, y en su Proclama dice,

“Ser porteño es ser ciudadano exclusivista; y ser provinciano, es ser mendigo, sin patria, sin libertad, sin derecho”.

                                   Y Continúa, “Nuestra nación, (…) tan grande en poder, tan rica en porvenir, , tan engalanada en glorias, ha sido humillada como una esclava, quedando empeñadas en más de cien millones de fuertes…”. Y remata, “Esta es la política del Gobierno de Mitre”

Que no caiga en el olvido, este caudillo defensor de las economías regionales, que andaba peleando con sus gauchos pobres, por una patria más justa.