17 de Junio: Martín M. de Güemes


LA GUERRA GAUCHA. ¿Relatos de ficción o realidad de nuestra independencia?.

Su primera publicación fue en 1905, años antes del primer centenario, y había sido escrito por el inefable LEOPOLDO LUGONES. Escritor cordobés de violentos giros ideológicos y que terminó con su vida en 1938.
Inesperadamente en este libro LUGONES rescata la figura del gaucho. Sí, aquel individuo perseguido por las instituciones a lo largo de todo el siglo XIX, en aquel momento era reinvindicado. 
Era necesario crear un fuerte sentimiento nacional frente a la presencia de innumerables inmigrantes que llegaban al país.

«El turco» Jorge Antonio Cafrune, jujeño de nacimiento, hombre gaucho, vestido con sombrero y bombachas planchadas. Censurado, por la última dictadura cívico- militar. Muerto en 1978, atropellado de manera muy dudosa, en épocas que cuestionaba el proceso militar.

Eran los Gauchos de Salta, Tarija-actual Bolivia- y Jujuy que pelearon junto a MARTÍN MIGUEL DE GÜEMES (1785-1821), defendiendo el norte argentino del ejército Español. Impidió el intento de avance de los realistas hacia el centro de nuestros país conteniendo y guerreando en el noroeste argentino. Una decena de batallas las transformó en victoria. Un héroe nacional nacido en Salta, que fue clave en el plan de liberación planteado, nada más y nada menos que, por José de San Martín.


LOS INFERNALES, representaban un verdadero infierno para los realistas. Especializados en el tiro de boleadoras, y su sorpresa para entrar a la carga sobre el enemigo.
Armados precariamente, y sin recursos, eran el dolor de cabeza de JOSÉ DE LA SERNA e HINOJOSA, y PEDRO de OLAÑETA, los capitanes españoles, ambos férreos enemigos de GÜEMES.
Era, nuestro caudillo recelado por las autoridades centralistas de Buenos Aires y por la aristocracia salteña.


400 GAUCHOS y UN CAUDILLO…

LA GUERRA DE GUERRILLAS era su táctica, el gauchaje formaba las MONTONERAS. GAUCHOS, GUERRILLAS, todos conceptos defenestrados por DOMINGO SARMIENTO años después. 
GÜEMES es el nombre del último relato de la obra de LUGONES.

«EN LAS RANCHERÍAS, EN LOS BOSQUES, DESDE EL MENDIGO A LA ANCIANA,DESDE EL GUERRERO AL NIÑO, DESDE EL ANIMAL AL OBJETO, IDÉNTICA IRRUPCIÓN DE BRAVURA, COMO SI EN ELLA SE LES TRANSMITIESE LA INSPIRACIÓN DE SU CAUDILLO».

Finalizando, los recursos que negaba Buenos Aires al caudillo y su ejército quedaba expresado en la precariedad del irregular ejército, cuenta el poeta de Río Seco, Córdoba:

«Y SIN ARMAS. DOTÁBANLOS CON LOS DESECHOS DE LA TROPA REGULAR, (…) PÓLVORA ENMOHECIDA. LOS SABLES CON OCHOS AÑOS DE SERVICIO, MELLADOS UNA Y CIEN VECES, Y AMOLADOS HASTA VOLVERSE CUCHILLOS.BASTANTES HONDAS, MUCHOS GARROTES.(…) LAZOS, BOLEADORAS…»

Nuestros gauchos, LA BARBARIE según la GENERACIÓN DEL 80‘, peleaba por la independencia americana de SALTA a la QUEBRADA DE HUMAHUACA, luchando por nuestra independencia.